Bonita sorpresa la de ver que me han nominado para el One Lovely Blog Award y por partida quíntuple. ¡Gracias Traducir&CoTraducarte, Midnight in Translation, Nobody’s Perfect y Construyendo Traducciones!

Lovely Award

El One Lovely Blog Award es una forma entretenida de saber algo más de los blogs y las personas que los escriben, así que me apunto. Las reglas que deben seguirse son las siguientes:

  • Agradecer el premio a quien te lo ha otorgado.
  • Contestar a las once preguntas que incluye en su entrada.
  • Otorgar el premio a otros once blogs.
  • Redactar once preguntas nuevas para que esos blogueros las contesten.
  • Informar del premio a los blogueros premiados a través de las redes sociales.
  • Visitar los blogs que han sido nominados además del tuyo.

Como hay varias nominaciones, contestaré a todas las preguntas, lo que de alguna manera será una especie de FAQ del blog.

***

Empecemos por las preguntas de Merche, de Traducir&Co:

1. ¿Con qué intención creaste tu blog?

Básicamente para hablar de lo que me pasaba por la cabeza y que no podía compartir con mis más allegados porque no eran traductores y yo corría el riesgo de hacerme pesada 🙂

Además, creo que es un pasatiempo muy entretenido y si puedes ayudar a disipar dudas acerca de nuestra profesión y nuestro día a día, mejor.

2. ¿Notas que te aporte algún beneficio profesional (reconocimiento, trabajo)?

Ambas cosas. En mi caso, gracias al blog me han hecho dos entrevistas en la radio, he conseguido algún que otro cliente nuevo y he conocido a compañeros fantásticos. ¿Qué más se puede pedir?

3. ¿Qué les dirías a aquellos que piensan que después de acabar la carrera les espera la cola del paro?

Que no piensen en esos términos. La cosa está complicada y hay mucha competencia, sí, pero que no dejen de intentarlo. Que se armen de valor y paciencia, se preparen bien y llamen a todas las puertas que puedan.

4. ¿Cuál es la mejor y la peor decisión que tomaste durante la carrera?

La mejor, solicitar (y que me concedieran) los dos Erasmus y especializarme en traducción literaria. La peor, no calcular bien los créditos de traducción jurídica y no poder ser traductora jurada. Con unos pocos créditos más ya lo sería y no tendría que pasar el examen, que es muchísimo más difícil.

5. ¿Te gusta la idea de trabajar en casa o prefieres trabajar en coworking, por ejemplo?

Por mi situación personal y profesional actual no me sale a cuenta trabajar en un despacho con otros profesionales, que es lo que me apetecería en realidad. No obstante, trabajar en casa es la mar de cómodo.

6. ¿Qué debe tener un blog para que te interese o qué debe tener para que lo dejes de seguir?

Para que me interese tiene que ser ameno y tratar temas que me interesan. Y si son curiosidades o cosas que desconozco, mejor que mejor.

Hasta ahora no he dejado de seguir ninguno. Me imagino que dejaría de leerlos si empezaran a ser muy repetitivos.

7. ¿Qué red social crees que no tiene demasiado futuro?

Creo que ha pasado ya el furor de Facebook, ¡pero nunca se sabe!

8. A nivel profesional, ¿estás donde querrías estar? (si eres estudiante: ¿dónde querrías estar?)

Soy muy exigente conmigo misma así que diría que quiero más y llegar más alto. No obstante, me gusta lo que he hecho hasta ahora y estoy muy contenta de lo que he conseguido.

Ahora bien, por pedir que no quede. Si pudiera, me gustaría dedicarme también a la investigación y dar clase en la universidad.

9. ¿Compaginas la traducción con alguna otra actividad o vives exclusivamente de traducir?

Lo compagino con la docencia en una academia de inglés, para la que hago las veces de coordinadora e imparto clases a niños y adultos, en escuelas y empresas. Es muy variado, vaya.

Tiene sus inconvenientes (por falta de tiempo, claro), pero me va bien para salir de casa y ganar un sueldo más regular.

10. Si tuvieras que hacer un proyecto de investigación, ¿sobre qué sería?

La traducción de las referencias culturales. Es un tema que me apasiona desde que estaba en la carrera.

11. ¿Crees que el blog es algo temporal y que acabarás dejándolo antes o después?

¡No! Espero seguir con él mucho tiempo, eso si las ideas no se agotan 🙂

Pin up award

***

Y ahora las de Iris, de Traducarte:

1. ¿Cuál fue tu primer encargo de traducción?

Un libro sobre gestión de empresas de para la editorial Deusto (Planeta), gracias a un contacto de mi admirada Olivia de Miguel (¡cuando sea mayor quiero ser como ella!).

2. ¿Qué encargo recuerdas con más cariño?

Mis primeros subtítulos para una película de animación: Shrek. Me encantó tener tanta libertad y, además, me lo pasé de lujo.

3. ¿Cuál sería el encargo de tus sueños?

Encargarme del doblaje de una película.

4. ¿Qué idioma, aparte de los que ya hablas, te gustaría dominar? ¿Por qué?

El danés. Cuando estuve de Erasmus en Dinamarca me encantó y me dije que tenía que estudiarlo, pero una se lía, se lía, y al final, nada.

5. ¿Freelance o en plantilla? ¿Por qué?

Freelance porque me gusta tener la (relativa) libertad de escoger los proyectos en los que quiero trabajar.

6.   ¿Qué serías si no fueras traductor?

Tal vez sería profesora a tiempo completo en una escuela. Fuera lo que fuera, algo relacionado con los idiomas.

7.  ¿Cuál es tu especialidad y por qué la elegiste?

La literaria y audiovisual, porque los encargos suelen ser originales y muy creativos.

8.  ¿En qué otras ramas te hubiera gustado especializarte?

La interpretación. Me pareció fascinante en la universidad.

9.  La traducción: ¿un gremio competitivo o solidario?

Como cualquier otro oficio, hay mucha competencia pero creo que somos un colectivo muy solidario. Solo hay que ver los foros en internet.

10.  ¿Crees que el traductor sigue siendo una figura invisible, o hemos mejorado en ese aspecto?

Nunca dejará de tener ese punto invisible, pero estamos ganando visibilidad, o esa es la impresión que tengo últimamente.

11.  El mejor consejo que te hayan dado nunca.

“Nunca dejes de aprender”. Al final se ha convertido en mi mantra.

***

Veamos las de Elena, de Midnight in Translation:

1. ¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la traducción?

En el instituto. De pequeña quería ser arquitecta, siempre me gustó la idea de hacer que un dibujo o un diseño cobrara vida. Supongo que ahora hago lo mismo con las lenguas.

2. ¿Qué idea tenías sobre este mundo antes de adentrarte en él?

Se acercaba bastante a lo que es en realidad pero pensaba que era un trabajo bastante solitario; algo que ahora con las redes no lo es tanto.

3. ¿Cuál es tu mejor experiencia relacionada con los idiomas?

Haber trabajado de intérprete en una feria en Alemania en cuatro ocasiones y haber podido atender a los clientes en varios idiomas, así a bocajarro y casi de forma simultánea. Me sentí muy orgullosa de mí misma.

4. ¿Y la peor?

Ninguna, de momento, y que siga así. No quiero cogerle manía a mis herramientas de trabajo.

5. ¿Qué te hizo elegir tu combinación de lenguas?

El inglés me había gustado desde siempre, de hecho lo estudio desde los 5 años y el alemán me pareció una lengua fuerte. Cosas que tiene una.

6. ¿Qué proyectos tienes en mente?

Si te lo dijera tendría que matarte. Va, porque eres tú… Estoy creando una empresa/agencia de traducción con otros dos profesionales en activo que verá la luz en breve. Y luego, con una amiga de toda la vida queremos empezar una revista online sobre el mundo d la cultura en Barcelona. ¡Todo está en marcha ya!

7. ¿Qué haces para desconectar del trabajo?

¿Descone… qué? La verdad es que me cuesta pero trato de subsanarlo con paseos en bici junto al río. Eso es lo que me ayuda a no pensar prácticamente en nada.

8. Si no hubieses sido traductor, ¿a qué te habrías dedicado?

¿Siendo realista? Profesora, muy posiblemente. Y dejando volar la imaginación, me gustaría haberme dedicado al mundo del Arte.

9. Cuéntanos 3 manías que tengas.

¿Relacionadas con el trabajo? No soporto el desorden en la mesa o en la habitación donde traduzco. No soy muy tiquismiquis pero me gusta tener el ambiente despejado, al menos lo que cabe en mi campo de visión 🙂

No empiezo a trabajar sin haberme tomado un café por lo menos. ¡Es sagrado!

Y la otra es trabajar por la noche. Me gusta más y soy más productiva cuando no hay ruido ni estímulos de ningún tipo: vecinos que gritan, teléfonos que suenan, correos que toca responder…

10. Un sueño por cumplir.

Me gustaría dar alguna conferencia que otra y dar clases en la universidad. ¡Y ser actriz de doblaje!

11. ¿Te entretienes viendo fotos de gatitos y perritos?

No. Yo soy más de las típicas chorradas de internet: memes, vídeos virales… Aunque al fin y al cabo todo viene a ser lo mismo.

***

Las de Carla Botella, la simpática creadora de Nobody’s Perfect.:

 1. ¿Por qué decidiste estudiar Traducción e Interpretación? Si volvieras atrás, ¿elegirías la misma opción?

Porque me encantan los idiomas y me parecía una profesión preciosa. Sí, volvería a estudiar lo mismo aunque me tomaría las cosas de otro modo.

2. ¿Cuál fue la asignatura que más te costó en la carrera?

Documentación pero no por dificultad sino porque era muy aburrida. De hecho, ¿queda muy pedante si digo que me pareció muy fácil y no tuve que pagar ningún año porque siempre me daban becas?

3. Háblanos de tu primer encargo. ¿Fue una buena experiencia?

Fue increíble. Trabajé con Planeta, aprendí mucho y desde el principio sobre traducción editorial, plazos, pagos, etc, y en general también me marcó un poco el camino que seguiría todos estos años.

4. ¿Cuál es tu idioma favorito? ¿Por qué?

El catalán, porque me parece que suena muy bien y además es mi lengua materna. No puedo ser imparcial.

5. Háblanos de algún traductor al que admiras.

¿Solo uno? ¡Qué compromiso! Admiro mucho a Pablo Muñoz, por ejemplo, por la pasión que siente por su trabajo y cómo no, por su vídeo de presentación en la web. ¡Qué tío! También admiro mucho a Xosé Castro por lo que ha conseguido y por lo visibles que nos hace a todos.

6. ¿Cuál es tu mayor virtud? ¿Y tu peor defecto?

Mi virtud es que siempre le pongo mucha pasión y energía a las cosas, sobre todo las que me gustan, claro. ¿Mi defecto? Soy muy impaciente. Quiero las cosas ya y si algo me apasiona tengo que hacerlo o conseguirlo de inmediato porque, de lo contrario, me vence la frustración. ¡Qué se le va a hacer! Aunque estoy trabajando en ello, en serio.

7. ¿Cuáles son tus aficiones?

Sin duda alguna: dibujar. Me encanta.

8. ¿Qué modalidad de traducción es tu especialidad?

Literaria y audiovisual, que me gustan muchísimo por la creatividad que te permiten.

9. ¿Cuál ha sido tu peor experiencia como traductor?

Recibir alguna valoración negativa de una traducción (ya sea con razón o sin ella). Después de algo así me siento mal, aunque sé que son cosas que pasan en algún momento u otro.

10. ¿Por qué decidiste empezar un blog sobre traducción?

Porque era el sitio perfecto para hablar de los temas que me gustan y porque era una buena forma de entablar conversación y relación con otros traductores.

11. Tu lugar favorito para desconectar.

El único sitio y momento donde lo consigo es cuando salgo sola en bici unas dos horitas bordeando el río de mi ciudad, el Llobregat.

***

Y por último las de Ana Ayala, de Construyendo Traducciones. ¡Con esto sí que ya lo sabéis todo, todo y todo!

1. ¿Qué opinas de los másteres?

Creo que seguir formándose es esencial pero también creo que los precios están por las nubes y más ahora. Cuando hice el MTAV pagué con gusto lo que vale porque me los podía permitir. Ahora otro gallo cantaría.

2. ¿Podrías describir una típica jornada laboral/estudiantil?

Me levanto sobre las 8:30 o 9, me preparo el desayuno y traduzco hasta las 12:30. Luego voy a la escuela a impartir clases hasta las 15:00. Almuerzo al llegar a casa y vuelvo a salir a las 16:45. Llego a casa sobre las 19:30 y entonces traduzco hasta la hora de la cena. A veces también le echo algunas horas más después de cenar. Interesante, ¿eh?

3. ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Que siempre aprendes cosas nuevas y al final tienes una culturilla muy interesante. ¡Va genial para las cenas con amigos! Y que te aporta mucha flexibilidad.

También me gusta estar haciendo cosas muy distintas a la vez, por ejemplo una novela erótica y unos subtítulos de una película de animación para niños. ¡Así no te aburres nunca!

4. ¿Qué es lo que menos te gusta?

Precisamente por la flexibilidad, a veces le das más horas de las que deberías. Si trabajas en casa cuesta separar la vida personal de la profesional, o al menos a mí me pasa.

5. ¿Eres autónomo o trabajas en plantilla? ¿Estás contento con tu situación?

Soy autónoma y estoy contenta relativamente. Creo que pagamos demasiados impuestos; deberían ser más proporcionales.

6. ¿Por qué decidiste estudiar traducción?

Porque me apasionan las lenguas y el entendimiento entre culturas. Y por los demás motivos mencionados en las otras preguntas.

7. ¿Crees que es necesario especializarse en un área concreta?

Sí, aunque quizá conviene tener un par de especializaciones. Está claro que no puedes saber de todo pero con la competencia que hay, sobre todo en las combinaciones más habituales, es importante desmarcarse.

8. ¿Utilizas alguna herramienta de traducción? ¿Cuál/es?

Uso Trados 2009 y software de subtitulación propios de los clientes con los que trabajo.

9. ¿Qué haces en tu tiempo libre?

No tengo demasiado tiempo libre pero cuando tengo un rato suelo dibujar, salir en bici o cenar con amigos.

10. ¿Qué consideras indispensable para la visibilidad del traductor?

Ser profesional y ser realista en lo que pedimos. En mi caso no exijo estar siempre presente pero sí cuando conviene. ¿Un ejemplo? Cuando se reseña un libro traducido en un periódico.

11. ¿Por qué le pusiste ese nombre a tu blog?

Sé que no soy muy original porque lo de “Babel” es un clásico pero lo pensé como una variante de la expresión “estar en la luna de Valencia” que, aunque significa principalmente estar despistado, también es tener un punto fantasioso y soñador.

***

Y ahora… redoble de tambores para saber quiénes son mis nominados. Como este año ha habido ya mucha difusión, quizá algunos se repitan. Compañeros, no os sintáis obligados de responder si no queréis. Paz y amor.

  • Alberto Cabrerizo y su blog La invisibilidad del traductor. Lo empezó hace poquito y me comentó que quería escribir más. Aquí tienes una excusa, Alberto, que estamos ansiosos de saber más de ti 😉
  • André Höchemer, de Diario de un Alemol, porque es un profesional como la copa de un pino y le admiro por haber traducido al alemán El arte de volar, una novela gráfica que me apasiona.
  • Los chicos de Etep por investigar un género tan denostado como la traducción del porno.
  • Devadip Rivero, porque su blog TraducThor lleva poco tiempo pero tiene muchísimo que decir y me encanta el humor con el que habla de la profesión.
  • Azote ortográfico, porque echo de menos más azotes y a nuestra lengua siempre le va bien que le saquen un poco el polvo… y los colores.
  • Eugenia Arrés, de De traducciones y otras rarezas, porque me parece una profesional como la copa de un pino, tengo muchas ganas de conocerla en persona y porque echo de menos leerla.
  • Carla Botella, de Nobody’s Perfect, que no es necesario que las conteste, porque ella misma me ha nominado. No obstante, quería devolverle la nominación porque la respeto muchísimo como profesional. Es increíble la de cosas que tenemos en común.
  • Jairo Lara, de Mots mêlés, para conocerle un poco más.
  • Inés, de No olvides traducir, por el mismo motivo que antes, porque interactuamos en twitter y me gustaría saber más de ella.
  • Jennifer Cazorla de Not Only Translation, porque nos tratamos mucho por las redes (twitter y tumblr) y creo que tiene mucho que decir.
  • Y, last but not least, Ana Fuentes de No disparen al traductor.

Estas son las preguntas para los compañeros. Tal vez algunas se repitan pero a mi parecer son las más interesantes:

  1. ¿Con qué objetivo empezaste el blog? (o tumblr)
  2. ¿Eres freelance o trabajas en plantilla? ¿Qué ventajas tiene para ti respecto a la otra modalidad?
  3. Con las dificultades que estamos atravesando, ¿alguna vez has pensado en tirar la toalla como traductor? (Me refiero a dejar de pagar autónomos y buscar otra cosa, por ejemplo.)
  4. ¿Qué importancia tiene para ti seguir formándote como profesional?
  5. Si trabajas en casa, ¿qué haces para separar mejor tu vida personal de la profesional?
  6. ¿Qué típico tópico de nuestra profesión te molesta más? ¿Por qué?
  7. ¿Tienes alguna manía a la hora de trabajar?
  8. ¿Recuerdas algún encargo o proyecto especial? ¿De qué se trataba?
  9. ¿En qué te especializas y por qué esa especialización y no otra?
  10. ¿Qué te gusta más de la profesión?
  11. ¿Qué te gusta menos?

Y hasta aquí el juego. Gracias por las nominaciones y a todos por leer. Nos vemos muy pronto.

Anuncios